Tomas Berna Gimenez

VI Concentracion motos antiguas
Tomas Berna en Alberuela de Tubo

D. Tomás Berna Giménez, nacido en Tauste (Zaragoza)  falleció el pasado 12 de marzo a los 89 años de edad. Era un reputado restaurador de motocicletas de época y uno de los mejores entendidos del país en BMW históricos .

Fue el menor de los conocidos hermanos Berna: Ricardo, José y Tomás. Su afición al mundo del motor destaca en diversos inventos y mejoras que estos hermanos diseñaban y fabricaban. Entre ellos destaca a final de los años 40 un dispositivo calentador de gasoil, para el empleo de este combustible en motores de ciclo de explosión, según consta en la patente de 1951, a la que se añadió otra de mejoras al año siguiente.

Recogiendo galardon en Alberuela de Tubo
Tomas Berna Gimenez

Nos ha dejado  una leyenda viva, un icono en el mundo de las motos clásicas y el “Maestro” de las viejas BMW’S en España. Una pérdida insustituible.

Su porte señorial, su calidad humana y su sencillez impactaban a todo aquel que se le acercaba. Tuvimos  el honor de conocerlo recientemente y aunque su salud ya era delicada nos apoyo en todo momento en los eventos realizados en Alberuela de Tubo con motivo de la concentración de motos antiguas.

Tomas Berna a lomos  de su vieja BMW R 63 de 1928
BMW R 63 de 1928

De hecho estas dos últimas ediciones nos acompaño a lomos  de su vieja BMW R 63 de 1928, la primera BMW que se matriculó en España y con la que recorrió los monegros.

Este año, en la concentración que celebraremos en septiembre queremos que también esté presente. Es por ese motivo que queremos ofrecerle ese día para él, realizandole un homenaje.

Desde nuestra Web queremos decirle adiós y mandarle un beso muy grande a su esposa Lola y a sus hijos.

Hasta siempre, querido Tomás, nos dejas un hueco muy difícil de tapar.

 

4 comentarios en “Tomas Berna Gimenez

  1. Pude conocerlo brevemente en un par de ocasiones, una en su taller, del cual salí enamorado por lo que allí atesoraba y otra en la feria de clásicas de El burgo de Ebro en la que estuve sentado a su lado almorzando escuchando mil y una anécdota sobre “”aquellos chalados en sus viejos cacharros””.
    Un SEÑOR de los de antes.
    Una gran perdida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>